Cómo aumentar el pH de la piscina

¿Quieres descubrir cómo aumentar el pH de la piscina para mantener la calidad del agua? ¡Te lo explicamos en este artículo!

Estamos en la época dorada de las piscinas, y llevar un mantenimiento regular y adecuado es primordial si queremos mantener la salubridad del agua y hacer del baño algo seguro. Contar con un nivel bajo de pH puede ser uno de los problemas que puedes encontrar.

Aunque en un principio esto parezca algo sin mucha más importancia, la realidad es que es un problema que puede acabar arruinando tus vacaciones, incluso llegando a perjudicar la salud de los bañistas.

Si quieres conocer en qué consiste, aprender a identificarlo y saber cómo aumentar el pH de la piscina, ¡sigue leyendo!

aumentar-ph-piscina

Cómo saber si necesito aumentar el pH de la piscina

Para comprobar los valores del agua e identificar si el nivel del pH es el correcto, podemos utilizar diferentes herramientas que pueden encontrarse fácilmente en el mercado.

Podemos decantarnos por medidores manuales o automáticos. El más utilizado para piscinas suele ser el conocido como pH test kit, que consiste en una probeta con dos tubos y reactivos.

Lo único que tendremos que hacer es tomar una pequeña muestra de agua y, dependiendo del color resultante al mezclarlo con el reactivo, conseguiremos un resultado u otro.

En caso de que estén por debajo o por encima, puede ser nocivo para nuestra salud.

Consecuencias de tener el pH de la piscina bajo

Conocer cómo aumentar el pH de la piscina es de suma importancia si no queremos que el baño pueda derivar en serios problemas. El agua con un pH bajo tiene un efecto corrosivo, que puede causar en las personas escozor en la piel, ardor en la nariz o irritación en los ojos.

Además, esta corrosión puede dañar los trajes de baño, las paredes y el suelo de la piscina, e incluso otros elementos como las escaleras o las bombas de calentamiento.

como-aumentar-ph-piscina

Cómo aumentar el pH de la piscina de forma sencilla

Ahora bien, una vez que tenemos identificado el problema, es hora de ponerle solución para recuperar un pH equilibrado lo antes posible.

Lo más recomendable es decantarse por el pH + o bicarbonato de sodio, que puede encontrarse en gránulos, en polvo o líquido. Una vez vertido en la piscina, habrá que esperar alrededor de unas cuatro horas para que el producto se haya disuelto por completo, aunque lo más recomendable es esperar unas 24 horas hasta bañarse de nuevo.

Es importante trabajar con productos para el mantenimiento de piscinas que sean seguros y de calidad, como los que usamos en Rimesa y que también ponemos a la venta.

Según el producto empleado, es necesario prestar atención a las instrucciones de uso de cada uno para verter la cantidad necesaria. Por norma general, y para aumentar el pH de la piscina, se necesitarán, en el caso del bicarbonato de sodio, unos 100 gramos por cada 10m3.

Una vez vertido el producto y hayamos esperado hasta su disolución completa, realiza de nuevo un test para verificar que el nivel de pH está entre los valores óptimos. Si no es así, será necesario añadir un poco más.

como-aumentar-el-ph-de-la-piscina

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda a conocer cómo aumentar el pH de la piscina. Recuerda llevar un mantenimiento continuo para conseguir la mayor seguridad y evitar problemas tanto a los bañistas como a las propias instalaciones. ¡Disfruta de tu baño!

Menú